Fragata Low Cost

Durante las últimas décadas el precio de los sistemas militares se ha disparado, no bajando de los 500 millones de euros cualquiera de los proyectos actuales de fragatas. Aplicando el concepto Low Cost, ¿cuál sería nuestra propuesta de Fragata Low Cost para la Armada Española?

El concepto Low Cost nos rodea en nuestra vida diaria y es casi seguro que durante el último año has sido usuario de un producto low cost.

Una definición de este concepto sería: “Low Cost es un modelo de negocio que se basa principalmente en la reducción de costes, lo que propicia una bajada en el precio de venta. Low Cost ofrece un producto básico, funcional, sin extras, pero de la misma calidad que el producto tradicional equivalente.”

(Foto de portada: Méndez Núñez y Tornado. Autor: Elentir)

¿Qué entendemos por Fragata Low Cost?

¿Cómo definiríamos low cost para una fragata? La idea es alcanzar las máximas prestaciones al menor precio posible.

Publicidad




Traduciendo esto a cifras, podemos definir el objetivo de nuestra fragata low cost como:

Conseguir 2/3 de las prestaciones de una F-110 a 1/3 del coste.

Calcular el objetivo del coste es la parte más sencilla de la ecuación: 260 millones de euros.

El objetivo de las prestaciones es mucho más complicado de definir.

El primer problema es que nuestro modelo de comparación (las F-110) no tiene cerradas las especificaciones (por lo menos de manera pública).

El segundo problema es que hablamos de varias variables y de conceptos abstractos que son complicados de cuantificar.

¿Qué prestaciones buscamos en nuestra fragata? Vamos a responder esta pregunta diferenciando los diferentes escenarios.

Defensa antiaérea

Nuestra fragata tiene que tener una alta capacidad de hacer frente a ataques aéreos y con misiles, tanta para ella como para buques cercanos a los que escolte.

A día de hoy, sin menospreciar el peligro submarino, la principal amenaza es el ataque con misiles, subsónicos o supersónicos.

También nuestro buque tiene que ser capaz de enfrentarse a varios atacantes de forma simultánea.

Tanto los sensores como los misiles elegidos tienen que asegurar esta protección en un radio de 25-50 km.

Fragata marroqui RMN Sultan Moulay Ismail (FF 614)

Fragata marroquí RMN Sultan Moulay Ismail (FF 614)

Defensa antisubmarina

Aunque relegada en las principales prioridades de las principales armadas durante las dos últimas décadas, la guerra antisubmarina ha vuelto a cobrar relevancia durante los últimos años.

El creciente número de submarinos desplegados por un numero creciente de armadas, así como el mayor uso de tecnologías AIP (Air-Independent Propulsion) han provocado que este tipo de amenazas sean cada vez más frecuentes.

Nuestra fragata tiene que disponer de un sonar de casco y algún tipo de sonar remolcado, así como torpedos y capacidad de operar y mantener un helicóptero ASW (tipo MH-60R o NH-90 NFH).

Combate de superficie

A parte de los montajes artilleros, la principal arma para el combate en superficie sería un misil anti-buque tipo Harpoon u otras opciones más modernas existentes actualmente en el mercado.

En lugar de los clásicos 8 misiles montados en la mayoría de los buques OTAN, dimensionaría la “cubierta de misiles” para 16 contenedores. Esto me permitirá portar diferentes tipos de armas (anti-buque, anti-submarinas o misiles de crucero para ataque terrestre) a un costo limitado, siempre y cuando estén disponibles en formato contenedor.

Publicidad



Ataque terrestre

Es el escenario donde menor capacidades tendrá nuestra fragata.

Aparte del sistema artillero principal, la capacidad de ataque a objetivos terrestres vendrá representada o bien por los misiles anti-buque que dispongan de una capacidad secundaria de ataque a objetivos terrestres o bien algún misil de crucero con capacidad para ser lanzada desde contenedores similares a los mencionados misiles anti-buque, como he comentado en el apartado anterior.

¿Cómo lo conseguimos?

¿Cómo conseguimos todas estas prestaciones al precio marcado? Fácil no es, pero tampoco imposible. Las ideas fundamentales son:

  • Usar tecnologías maduras y probadas. Si un elemento no está desarrollado o es muy costoso, no lo usaremos, aunque esto pueda suponer un recorte en prestaciones.
  • Utilizar todos los componentes comerciales posibles. El famoso COTS. En este punto es especialmente interesante la reducción de tamaño y costes (además de necesidades de refrigeración) conseguidas en la informática móvil (teléfonos, tablets, portátiles…).
  • Usar equipamiento en conteiner. Por ejemplo, el Sonar remolcado puede ir instalado en un conteiner, y sólo embarcarlo cuando la misión sea puramente ASW. De esta forma no necesitas que todos los buques tengan este costoso elemento.
  • Buscar socios o clientes internacionales para producir series largas.

fragata TCG Yıldırım F-243 tipo Meko

Fragata Turca Yıldırım F-243. Las MEKO han sido las fragatas Low Cost de los últimos años.

Exportación

En las dos últimas décadas, Navantia ha tenido numerosos éxitos en los mercados internacionales, y parece bien situada para aumentar su lista de contratos.

Pero tanto la F-100 y sus derivados, como la futura F-110 sólo pueden ser adquiridas y operadas por países con altos presupuestos. Y muchos de esos países tienen sus propias industrias navales capaces de construir esas fragatas (ya sean de diseño propio o bajo licencia).

Aunque Navantia presente proyectos específicos para este tipo de clientes, como la propuesta para el proyecto de nuevas fragatas peruanas, siempre es mucho mejor un producto ya existente o en desarrollo, especialmente si lo es con la Armada Española.

El tipo de fragata propuesto respondería a todas las necesidades de estas armadas de segunda línea, y contra mayores sean las series a construir, más ajustado puede ser el precio.

También resultaría interesante la opción de construir los barcos en los astilleros del país cliente, con la ayuda y supervisión de Navantia. Esto sería mucho más factible en este tipo de buques que en una F-110.

Si consigues ganar contratos para la exportación, otra ventaja (tanto para la Armada Española como para estos clientes) es la reducción en los costes de mantenimiento y en los procesos de modernización, al ser efectuados sobre un número de buques mayor.

Nuevos Proyectos

Aunque me gustaría haber sido el primero en hablar de este concepto, ya hay otros países y otras armadas que han comenzado iniciativas parecidas.

Tanto el Reino Unido como Francia parecen haber llegado a la misma conclusión que exponíamos al comienzo del post: a 600 millones la fragata es imposible mantener un número mínimo de escoltas para hacer frente a las amenazas y compromisos internacionales.

Por este motivo, ambas armadas están perfilando y comenzando a construir sus nuevas fragatas de bajo coste: las Type 31 inglesas y las FTI francesas.

Evidentemente ambos proyectos son ofrecidos para la exportación en lugar de las mucho más caras Type 26 o FREMM.

FTI: Frégates de taille intermédiaire

Estas fragatas están pensadas como sustitutas de las La Fayette (a su vez un proyecto de fragata austera de los años 90) y el coste estimado de las 5 unidades programadas es de unos 3.600 millones de euros, por lo que, aunque se las quiera ofrecer como una variante de menor coste que las FREMM, realmente siguen siendo unos buques al alcance de pocas naciones.

Buques de 4.250 toneladas, propulsión CODAD (Combined diesel and diesel) de 42.900 Hp para una velocidad máxima de 27 nudos y una autonomía de 5.000 millas náuticas.

El radar principal será un Thales SeaFire, un AESA en banda S.

Como sensores antisubmarinos tendrá un sonar de casco Kingklip y un remolcado Captas-4.

El armamento antiaéreo serán dos módulos Silver A50 para 16 misiles Aster 15 o 30.

Como armamento artillero portarán un Otto Melara de 76mm Super Rapid y dos montajes de 20 mm controlados remotamente.

8 misiles Exocet MM40 Block III proporcionaran la capacidad anti-buque con una capacidad secundaria de ataque terrestre.

Cuatro tubos lanzatorpedos para torpedos MU-90 serán los encargados de la defensa antisubmarina junto a un helicóptero NH-90.

Una fragata muy interesante y equilibrada con dos aspectos mejorables, su alto coste y el limitado número de misiles antiaéreos.

Type 31

Este proyecto es la respuesta a la capacidad de las arcas inglesas de construir más de 8 Type 26 para reemplazar a las actuales 13 Type 23.

Aún no hay una definición concreta por la Royal Navy de las características de estas nuevas fragatas, sólo una serie de conceptos y un objetivo de precio.

En este caso, el coste estimado es de 250 millos de libras, aunque los medios ingleses se muestran escépticos de poder cumplir esta cifra.

El problema de los números

Una vez definido el concepto de fragata low cost, la siguiente pregunta es la necesidad de la Armada de un barco de este tipo.

Actualmente la Armada Española cuenta con 11 fragatas, las 5 F-100 y las 6 F-80. Estas últimas están ya en el final de su carrera operativa, estando pendiente la orden de construcción de 5 F-110 para sustituirlas.

Esto dejará a la Armada Española con 10 fragatas. ¿Es suficiente?

Claramente, no.

Publicidad



Aunque también dispondrá de 6 BAM (4 en activo y dos adicionales que entrarán en servicio en el 2018), no podemos olvidar que los BAM son patrulleros limitados a funciones de “policía del mar” y no están dotados para hacer frente a ningún escenario donde puedan ser atacados por fuerzas que dispongan de misiles o submarinos.

Con un coste estimado de 800 millones de euros por cada F-110, resulta poco probable que la Armada pueda encargar más unidades en un plazo medio.

Tampoco podemos olvidar de que, cuando se entregue la última F-110, se tendrá que poner en marcha el programa de sustitución de las F-100.

Por lo tanto, si quieres aumentar el número de fragatas, la única opción es una unidad de segunda fila y precio moderado, con unas capacidades inferiores a las F-100 y F-110, pero suficiente para escenarios medios de amenaza y capaces de complementar a las primeras espadas en escenarios de alta amenaza.

Definiendo nuestra Fragata Low Cost

Teniendo en cuenta el primer objetivo del proyecto, no superar los 260 millones de euros por unidad, lo más lógico es partir de un proyecto ya probado. En nuestra propuesta usaremos el BAM (Buque de Acción Marítima) como base.

Patrullero Meteoro P-41

Patrullero Meteoro P-41. Autor: El Coleccionista de Instantes

El coste oficial de un BAM de la segunda serie es de 166 millones de euros (el de la primera serie fueron 148 millones de euros por barco). Pero creemos que este coste está inflado por la necesidad política de construir un barco en Cádiz y otro en Ferrol además de un maquillaje de cifras para encubrir perdidas de estos astilleros.

El desplazamiento lo situaríamos en 3.500 toneladas, con un margen adecuado de crecimiento. El actual casco de los BAM lo alargaríamos hasta los 120 metros, manteniendo la manga.

La cubierta de vuelo la desplazaríamos hasta la popa, y si es posible aumentaríamos el hangar para operar dos helicópteros NH-90, o un helicóptero y varios drones.

En la parte popel, bajo la cubierta de vuelo, ira situada una cubierta multipropósito, adecuada para alojar y operar los contenedores con el sonar ATAS, pero también con otras capacidades como portar y operar lanchas, drones navales o inclusive una pequeña unidad de infantería de marina con vehículos tipo URO VAMTAC.

Propulsión

El sistema de propulsión estará enfocado a la economía de adquisición y operación. El objetivo no es alcanzar altas velocidades (26 nudos son suficientes), pero si tenemos que tener en cuenta sus características para efectuar tareas antisubmarinas.

Teniendo en cuenta estas premisas, el sistema actual de propulsión CODOE (Combined Diesel or Electric) de los BAM nos parece el más adecuado, incrementando la potencia de los motores diésel y eléctricos para conseguir esos 26 nudos y adecuarlos al aumento de desplazamiento. Asimismo, se aumentaría la capacidad de los generadores para adecuarlos al aumento de la demanda de consumo eléctrico.

Electrónica

En el apartado de búsqueda de superficie y defensa antiaérea, tendríamos dos sensores principales:

  • Un radar 2D de descubierta aérea de medio alcance.
  • Un radar AESA 3D de corto-media alcance (80 Km) para el seguimiento de blancos y el guiado de los misiles activos contra los objetivos.

Para el radar 2D de descubierta aérea tendríamos dos opciones:

  • Una evolución del Indra Aries SAAS
  • Terma SCANTER 4000

Para el radar AESA 3D hay varias opciones:

Fragata Perth con radar CEAFAR. Autor: Dushan Hanuska

Para los sensores antisubmarinos la elección sería un sonar de casco de medía frecuencia y un sonar remolcado en formato “conteiner”.

Sería preferible un sonar de casco de baja frecuencia, pero el reducido presupuesto hace inviable su adquisición y creo más interesante ahorrar en este elemento para poder dispones de un sonar remolcado.

Has varias combinaciones en el mercado:

Armamento

La primera opción para el armamento artillero sería el ubicuo Otto Melara de 76mm, a ser posible en su versión de alta cadencia de tiro (120 disparos por minuto).

Como piezas secundarias la primera elección es el montaje Mk38 de 25mm, pero sería interesante estudiar algunas de las nuevas opciones de la empresa Escribano, especialmente si resultan menos onerosas que el Mk38.

Para la defensa antiaérea tendríamos dos opciones principales:

  • ESSM Block II
  • CAMM, en su versión Sea Ceptor o mejor la versión CAMM-ER.

Ambos misiles son de guía activa, por lo que no necesitan iluminadores.

Las capacidades de estos dos sistemas nos garantizan una buena defensa antimisil, incluso en el caso de misiles supersónicos.

Publicidad




Como alternativa a estos sistemas se podría tener el Mica VL, aunque sus prestaciones son inferiores.

El sistema de lanzamiento sería un MK-41 de 8 celdas o el lanzador equivalente para el CAMM para 32 misiles. Si no sobrepasamos el presupuesto, o cómo opción si el casco y tamaño de la fragata lo permite, se podría añadir un segundo modulo para otros 32 misiles.

Para la guerra de superficie, la elección queda supeditada al futuro misil que use la Armada Española para esta tarea. La idea actual parece pasar por la modernización de los Harpoon al último block disponible.

Respecto a la guerra antisubmarina, aparte de los habituales tubos para torpedos ASW (los actuales MK-46 y los hipotéticamente futuros MK-54 o MU-90) y el helicóptero embarcado, sería interesante la integración de algún misil ASW lanzado desde contenedor como el Milas.

¿Estás de acuerdo con el concepto de fragata low cost? ¿Cómo sería tu fragata low cost? Coméntalo en este post o en las redes sociales de BlogNaval.es.

¿Te ha gustado? Compártelo:
Facebook
Twitter
Google+
Email
Imprimir

4 comentarios en “Fragata Low Cost”

  1. Buenas

    El límite de coste es bajisimo, esta seria mi propuesta que no creo que sea aceptable para la armada.

    Propulsión diesel and diesel, Hangar para 1helo + Uavs pequeños, solo el sonar de casco (el kingklip) y una sonda.
    El radar Scanter 4100 y el TRS 4 D rotatorio. IRST Artemis.
    Las armas serían el 76 mm pero en versión STRALES, y sin perder de vista munición Vulcano de largo alcance. Un SEARAM de 11 misiles y con sus propios sensores.
    Dos plataformas de 30mm + misiles LMM (MSI seahawk sigma)
    Defensa pasiva lo mejor que puedas pagar. La típica reserva de peso y espacio, la zona multimisión, y FBNW el resto del armamento.

    Eso sería una especie de OPV engordado, que probablemente entre en el límite de coste, la sonda te sirve para ir mapeando las zonas de futuras operaciones, colaborar en operaciones de cazaminas, buscar aviones/submarinos perdidos, el IRST es 360 grados, creo que da más control en zonas de estrechos o posibles ataques asimétricos, a corto alcance vas sobrado de potencia de fuego con el 76mm + 2×30 mm y misiles LMM. El SeaRam da cierta capacidad de defensa, es más barato que un VLS y el radar es una antena rotatoria, mas barato de adquirir seguro que un conjunto de 4 antenas planas, es el mismo que llevan/llevarán los LCS de manera que entiendo que se fabricará un gran número de ellos con costes de adquisición bajos, Chile también los instalará con los CAMM en sus type 23.

    El modelo básico, con respecto a tu propuesta, tendría una propulsión CODAD, un CIWS en lugar de misiles AA de alcance medio y un radar AESA 3d rotatorio en lugar de varias antenas planas, es más un OPV que fragata.

    Si el ambiente se empieza a caldear y ves un escenario de posible conflicto le metes el resto en función de cómo veas la amenaza.

    1.- VLS on deck como los MK-48 para ESSM-2 o CAMM tal y como propones. del MK48 hay muchas versiones. 24 misiles serían suficientes para “autodefensa”, no es un destructor antiaéreo ni lo podrá ser, en cualquier caso deben ser armas que no necesiten iluminadores, la instalación on deck no debería requerir grandes modificaciones y los diversos tamaños existentes deberían facilitar la instalación y aprovechar el espacio.
    2.- NSM antibuque/litoral.
    3.- Las municiones más avanzadas para el 76mm (vulcano y davide)
    4.- Un helicóptero naval (normalmente llevarías uno para misiones “marítimas”)
    5.- Lanzatorpedos recuperados de las fragatas dadas de baja, y sus torpedos modernos.
    6.- La zona multimisión la llenas con los UUV/USV más avanzados que puedas y con sensores antisubmarinos remolcados.
    7.- Sustituir el SeaRam por un RAM de 21 tubos, el searam lo puedes instalar en otros buques. El RAM tendrias que integrarlo con los sensores del buque/sistema de combate

    Las capacidades añadidas dependen principalmente de municiones nuevas, helicopteros, vehiculos no tripulados y armas que no penetran en la estructura, como fragata sería “apta” para escolta antisubmarina. Reforzamos la escolta con una plataforma adicional.
    Tendría cierta capacidad de defensa ante ataques aéreos, para mi es muy importante el tema de los decoys y la EW, aquí no hay que regatear.

    Los ataques a blancos costeros los puedes hacer con los NSM y las nuevas municiones de largo alcance del 76 mm, los blancos los pueden localizar los UAVS.

    Un saludo, perdon por el comentario tan largo!!

    • Hola

      Más que un comentario, un post! Si te animas, encantado de que publiques algo en el blog.

      Yo no soy un partidario del RAM, y el barco creo que es un BAM con RAM pero no creo que sea capaz de hacer frente a dos F-16 con 6 Maverick cada uno. El tema de ponerle más cosas cuando lo necesites, o tienes módulos como los daneses o no es rápido (entiendo que haces propuesta de módulos a la danesa).
      Respecto al radar, te vale para un Harpoon de toda la vida, pero con uno moderno con trayectorias “locas” o un supersónico, creo que se queda corto.

      Gracias por tu comentario, y si te animas a escribir algo, ya sabes donde estamos: [email protected]
      Saludos.

  2. No creo en el concepto de “fragatas lou cost ” creo en otro concepto el de que se llama corbeta que si es un buque barato y bien armado qué en España la emos dejado de lado . Al igual que tu no me gusta los BAM com bien dices, en cuanto a que se los ingleses y franceses están mirando ese concepto dudó mucho que se ajusten a un precio míra lo que les paso con el portaaviones Queen Elizabeth el sobrecoge o los submarinos nuevos de Francia no recuerdo como se llaman. También comentas la opción de venta, no creó que nos halla ido mal con la venta de las fragatas f100 la lista de países creó que es aceptable Noruega, Australia,probablemente Canadá y sin olvidar que Navantia esta en concurso con otro astillero americano para la construcción de las nuevos destructores que en mi opinión como se consiga seria un empujón para Navantia .en ese sentido creo que tanto las fragatas f100 nos encontramos dado un prestigio a nivel mundial no creó que la armada americana sean tontos.con la f110 espero que sea igual y nos sigan dando alegrías en formas de contratos. Con respecto a los BAM … viendo los sistemas que llevan que son los mismos que las f100 tu crees o piensas que en futuras carenas se armaran con algún tipo de misiles para su defensa o ataque?

    Un saludo

  3. Hola,
    Pienso que la “low cost” Navantia ya la ha inventado con el Avante 2200C.
    Seria una corbeta interesante para nosotros, para la zona del Estrecho y Canarias.
    Completando el armamento, a mi entender le faltarian 4 misiles Harpoon y 2 x35mm Millenium. Para el patrullaje costero, con apoyo aereo, creo suficiente las 8 celdas para 32 ESSM.
    Eso si, los BAM venderselos a Suiza para patrullar algun lago. El BAM es un claro ejemplo de como tirar el dinero. Mucha chapa para patrullero, nada de armamento para corbeta.

Deja un comentario